Gobierno firma proyecto de ley de reforma al sistema de pensiones

El Presidente Sebastián Piñera, acompañado de los ministros Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel; de Hacienda, Felipe Larraín; de Trabajo, Nicolás Monckeberg; y de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, firmó esta mañana el proyecto de ley que reforma a las pensiones, que tiene como objetivo y principal motivación otorgar un nuevo y mejor trato a los adultos mayores.

La iniciativa, que tendrá un costo de US$ 3.500 millones para el Estado, busca incrementar las cotizaciones de un 10% a un 14% de forma gradual y aumentar las pensiones básicas solidarias, beneficiando a 2.350.000 personas.

“Es un enorme esfuerzo que hace la sociedad chilena, por una causa noble, justa, urgente y necesaria, como es mejorar la calidad de vida de nuestros adultos mayores y aplicar ese principio de tratar hoy día a nuestros adultos mayores, como queremos que nos traten a nosotros mañana”, dijo el Presidente en un acto en el Palacio de La Moneda.

El proyecto busca aumentar gradualmente de un 10% a un 14% de cotización mensual, con carga al empleador, dándole libertad a las personas para elegir quién administrará ese porcentaje adicional.

Además, se incrementará en un 10% la pensión básica solidaria, la cual puede aumentar hasta en un 50% en función a la edad de los pensionados.

También se aumentará en forma inmediata en un 15% el aporte previsional solidario, el cual podrá llegar a un incremento del 70% en función de la edad del pensionado.

El plan considera un esfuerzo financiero para el Estado de US$ 3.500 millones.

“Esta es una reforma muy significativa, es la reforma que va a involucrar la mayor cantidad de recursos públicos durante nuestro Gobierno, y que está financiada seria y responsablemente”, dijo el Presidente, quien firmó el decreto junto a los Ministros de Hacienda, Felipe Larraín; de Trabajo, Nicolás Monckeberg; de Desarrollo Social, Alfredo Moreno; y de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel.

La iniciativa busca crear un segundo pilar solidario para beneficiar a tres grandes grupos: a todas aquellas personas que pertenezcan a la clase media; a las mujeres, que en general tienen pensiones más bajas; y se incentivará a las personas que voluntariamente quieran y puedan extender su permanencia en el mundo del trabajo.

El Mandatario además señaló que la reforma establece un seguro para situaciones de dependencia severa y que existirá un subsidio para quienes no hayan cotizado y estén en una situación similar.