Gobierno valora aprobación por unanimidad de proyecto de Transformación Digital en Sala del Senado

El ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, y el subsecretario de la cartera, Claudio Alvarado, valoraron esta tarde la aprobación por unanimidad, en general, del proyecto de ley de Transformación Digital en el Estado, que se votó en la sala del Senado en su primer trámite constitucional, destacando que se trata de un paso fundamental para avanzar hacia un Estado verdaderamente digital.

“Estamos muy contentos, la aprobación de este proyecto es una muy buena noticia para todos los chilenos porque busca tener un Estado más ágil y eficiente, que le mejora la calidad de vida a los ciudadanos y a la sociedad entera. Principalmente queremos hacer más fácil, más económico y más simple la relación entre el Estado y los ciudadanos, y este proyecto es fundamental para avanzar en esa dirección”, dijo el ministro Blumel.

El titular de Segpres explicó que el proyecto de ley, -que forma parte fundamental de la Agenda de Modernización del Estado del Gobierno del Presidente Piñera-, busca impulsar la obligatoriedad del soporte electrónico para los procedimientos administrativos y darles validez jurídica a los documentos originales en papel digitalizados. Es decir, que los procedimientos administrativos sean por defecto en soporte digital y, el documento físico, en cambio, una excepción”.

Asimismo, detalló que el proyecto de Transformación Digital materializa un principio simple pero muy profundo contemplado en el Programa de Gobierno, y es que el Estado nunca más les pida a los ciudadanos un certificado o un documento que se encuentra en manos del mismo Estado, para transformar la manera en que el Estado interactúa con la ciudadanía.

Al respecto, el secretario de Estado informó que en promedio las personas en Chile se demoran 2,2 horas en realizar un trámite presencialmente y, para trámites relacionados con los sectores de salud y educación, las horas requeridas para completar un trámite llegan a 4,3 en promedio. Por su parte, para el Estado esta transformación significa un ahorro de 100 millones de dólares y de 20 millones de horas/hombre al año, esto, por costos asociados a tramitación de solicitudes y papeles de trámites presenciales.

“Este proyecto permite terminar con el papeleo y la burocracia en los organismos públicos y avanzar en la transformación y digitalización del Estado, tan necesaria para alcanzar el desarrollo integral, porque además busca reducir esos tiempos, disminuyendo además el costo monetario de los traslados, las esperas en las oficinas de atención y otros costos asociados”, agregó el subsecretario Alvarado.