Ministra Ximena Rincón asistió al IV Congreso Nacional de la Educación Católica

Esta tarde, la Ministra Secretaria General de la Presidencia, Ximena Rincón, asistió en representación de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, al “IV Congreso Nacional de Educación Católica 2014” realizado en el colegio Alonso de Ercilla, donde se refirió a la responsabilidad y urgencia del proyecto educativo, “como gobierno asumimos una responsabilidad que no podemos obviar y que nos compete directamente: forjar sin demora la excelencia en el fortalecimiento de la educación pública, devolviéndole el sitial que nunca debió perder”.

La secretaria de Estado agregó que “el país quiere una educación más integrada, quiere una escuela que enseñe a mirarnos como iguales en dignidad y derechos, que enseñe a apreciarnos en nuestras diferencias y no a separarnos unos de otros. Solo así vamos a poder dar un salto al desarrollo justo, equitativo y próspero”.

El encuentro, que estuvo centrado en compartir las ideas y reflexiones de la Iglesia en torno a la formación educativa y a su reforma que se encuentra en marcha, contó con la participación del Presidente del Área Educación Conferencia Episcopal, Monseñor Héctor Vargas, el Presidente Nacional FIDE, Hno. Jesús Triguero, y el Nuncio Apostólico en Chile, Ivo Scapolo, como representante de Su Santidad.

“Creemos en la pluralidad y calidad con equidad para todos los niños y niñas de nuestro país”, expresó el presidente Nacional FIDE, Hmno. Jesús Triguero. Además, comentó que “Chile cree que es necesario una reforma educacional, porque la diferencia de calidad de la educación que reciben los niños y los jóvenes desde la infancia es inaceptable, más aún cuando depende de la situación económica de los padres. Valoramos como Federación una reforma educacional que en el contexto de una sociedad libre, democrática y plural, asegure la variedad de proyectos educativos”.

“Desde esta tribuna, los invito a que nos comprometamos con todos los hijos e hijas de nuestra República a no dejarlos solos. En este camino, los necesitamos como aliados, pero por sobre todo, como agentes de cambio contra la exclusión y por la construcción de una inclusión efectiva”, concluyó Rincón.