Ministro Arenas tras aprobación de Reforma Tributaria: “Hemos dado un gran paso en la construcción de un nuevo Chile”

En tercer trámite, la Sala de la Cámara de Diputados aprobó esta noche la totalidad de las enmiendas introducidas en el Senado al proyecto, con lo que la ley podrá ser promulgada en septiembre. “Es la primera de las reformas estructurales del gobierno de la Presidenta Bachelet, con lo que aportará recursos al Presupuesto del sector público 2015″, destacó Alberto Arenas.

“Estoy convencido de que hemos dado un gran paso en la construcción de un nuevo Chile”, aseguró el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, ante el despacho en el Congreso del proyecto de ley de Reforma Tributaria por amplia mayoría.

Luego de poco más de cinco meses de tramitación, el Congreso despachó la primera reforma estructural del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, tras la aprobación en tercer trámite esta noche por parte de la Cámara de Diputados de todas las enmiendas introducidas en el Senado.

“Era tan importante aprobar hoy la Reforma Tributaria para que, con todos los trámites administrativos que le quedan, pueda estar publicada en el Diario Oficial en septiembre y, por tanto, la Ley de Presupuesto del Sector Público -que a fin de mes la Presidenta enviará al Congreso Nacional- pueda incluir estos US$ 2.300 millones de ingresos permanentes que estarán presentes en el Presupuesto de 2015. Es tan importante esta cifra, dado que hay una cantidad de políticas públicas y programas públicos que podrán ser realidad dado esta aprobación que ha tenido en este tercer trámite”, aseguró.

El nuevo artículo 14, que incorpora los cambios al Impuesto a la Renta fue aprobado por 101 votos a favor; 7 en contra y 2 abstenciones. El artículo 14 ter, que incluye el Estatuto Pyme, anotó 104 votos a favor, 4 en contra y 3 abstenciones. El artículo 8, que contiene las normas antielusión, obtuvo 98 votaciones favorables, 0 en contra y 3 abstenciones, mientras que el artículo sobre repatriación de capitales obtuvo 69 votos a favor, 34 en contra y 4 abstenciones.

En su exposición ante los diputados, el secretario de Estado aseguró que “esta reforma es la respuesta a las demandas ciudadanas del Chile de hoy por soluciones efectivas a los problemas de fondo; de una clase media vigorosa, incubada en décadas de crecimiento que quiere palpar en el día a día el camino al desarrollo y que exige que el crecimiento se transforme en bienestar”.

Alberto Arenas agregó que “la recaudación de esta reforma beneficiará a gente concreta, a esas familias que anhelan un futuro más seguro y más próspero para ellos y sus hijos. A esas familias que anhelan la certeza de que sus esfuerzos individuales serán acompañados del esfuerzo solidario de todos por abrirles más y mejores oportunidades. Todos estaremos aportando en la medida de nuestras capacidades al bienestar de todos”.
El jefe de las finanzas públicas sostuvo que con la aprobación del proyecto “corrimos la frontera tributaria para hacerla más equitativa e incorporar conceptos como que los impuestos correctivos o ambientales son herramientas válidas para mitigar fenómenos que pueden afectar, por ejemplo la salud pública y el medioambiente. Hoy ya no estamos discutiendo si el Estado de Chile debe destinar más recursos para hacer realidad el ejercicio efectivo de derechos sociales, como el acceso a educación gratuita y de calidad; para fomentar el emprendimiento y la innovación, para modernizar nuestras instituciones y contribuir al desarrollo de nuestra infraestructura para elevar la productividad de nuestra economía”.

En suma, dijo que “hemos llegado a converger en que la Reforma Tributaria le dará sustentabilidad en el largo plazo a los cambios que el país necesita para atravesar ese mítico umbral del desarrollo. Uno de las muchas lecciones que nos dejó esta discusión, que a ratos fue tensa, es que aprendimos a escucharnos. Logramos plasmar esta voluntad colectiva de avanzar a un acuerdo con responsabilidad y con visión de futuro. Entendimos que da más frutos sumar para perfeccionar y hacer mejor las cosas”. Además, aseguró que “despejar la incertidumbre tributaria es una señal clave para que la actividad económica retome lo antes posible la senda de crecimiento en Chile”.
Junto con agradecer a diputados, senadores y a todos los actores que participaron en la tramitación de la reforma, Alberto Arenas sostuvo que “hoy es un día en que el país tiene que celebrar esta buena noticia para todos y todas: tenemos un nuevo sistema tributario que nos permitirá financiar con ingresos permanentes los gastos permanentes que Chile necesita para crecer sostenidamente y reducir la desigualdad”.

Aseguró se trata de “un hecho histórico, no sólo porque es el cambio más profundo a nuestro sistema tributario en más de 30 años e involucra una mayor tributación equivalente a tres puntos del PIB. También lo es porque se logró con un amplio acuerdo político. Acercar posiciones y aunar voluntades en pro del futuro del país es la base para hacer buenas políticas públicas y consolidar nuestra institucionalidad democrática”.

El ministro Arenas manifestó que “Chile puede y debe estar orgulloso de que en los temas país prime esta mirada. ¿Cuántos países están en condiciones de poner a su clase política de acuerdo para hacer un cambio estructural como éste?”.

Objetivos del proyecto

El jefe de las finanzas públicas destacó que el proyecto tributario cumple con los cuatro objetivos del proyecto original, ya que “garantiza la recaudación de tres puntos del PIB; el peso de la recaudación lo asumen los sectores de mayores ingresos y las grandes empresas, por lo que mejora la distribución del ingreso; representa un salto en materia de control al elusión y evasión en Chile, con lo que nos pone a la vanguardia dentro de los países OCDE e introduce nuevos incentivos al ahorro y la inversión que ayudarán a reactivar nuestra economía”. Asimismo, agregó que “se elimina el FUT, que era una fuente importante de potencial evasión”.

En tanto, el titular de Hacienda aseguró que “acuerdos transversales de esta trascendencia lubrican la democracia; y en este caso, también a la economía, porque estos cambios impositivos en régimen nos permitirán recaudar alrededor de US$ 8.300 millones para financiar con responsabilidad fiscal en forma permanente políticas públicas que reducirán la inequidad y mejorarán la competitividad del país”.

Aseguró que “obviamente, una Reforma Tributaria nunca dejará contentos a todos. Pero estoy seguro de que un acuerdo que logró convocar a las principales fuerzas políticas del país da tranquilidad a los contribuyentes, al mercado y a los inversionistas internos y externos”.

Programa de Capitales en el Extranjero

Frente a los cuestionamientos al Programa de Capitales en el Extranjero, Alberto Arenas fue enfático en que en el Protocolo de Acuerdo se concordó introducir en el marco de la Reforma Tributaria, “una regulación transitoria (un año) para la declaración de rentas o capitales que se encuentran en el exterior, siguiendo los más estrictos estándares de la OCDE sobre la materia”. En este sentido, destacó que es importante comprender que este programa ayuda a recolectar información y registrar los capitales que están en el exterior, de forma que sus rentabilidades comiencen a pagar impuestos gracias a las medidas que se introducen en la reforma tributaria.

Aseguró que “el registro de capitales considera estrictas medidas de control siguiendo las orientaciones de la OCDE y del Grupo de Acción Financiera (GAFI), como son la plena aplicación de las normas anti-lavado de activos y contra el financiamiento del terrorismo”.

El ministro Arenas aclaró que “la tasa de 8% se aplica no sólo a los intereses, dividendos u otras rentas, sino que también al capital. Esto aumenta considerablemente la tasa efectiva”. Además, sostuvo que “los impuestos de las rentas y capital en el exterior prescriben a los 6 años en general. Respecto de la mayoría de los capitales en el exterior las acciones de fiscalización están prescritas. Por ende a través del registro se les puede cobrar”. En síntesis, sostuvo que “no existe perdonazo, no existe blanqueo ni bajas tasas, se puede cobrar. Las instituciones en Chile funcionan y van a seguir funcionando”.

Inversión

El ministro de Hacienda aprovechó la ocasión para reiterar que “la inversión es el motor del crecimiento y el crecimiento es una prioridad para el Gobierno de la Presidenta Bachelet. La economía del país está creciendo a un ritmo más lento; por eso dedicaremos todos nuestros esfuerzos a que el país retome el ritmo de años previos, de acuerdo a sus capacidades de largo plazo, porque el crecimiento es fundamental para alcanzar nuestras metas de desarrollo y enfrentar la desigualdad decididamente en todas las dimensiones”.

Manifestó que “en este nuevo ciclo, con crecimiento y con una estructura impositiva más progresiva, haremos de Chile un país más justo, más inclusivo y con una economía más dinámica, que aproveche de verdad los talentos de toda su gente. En ese horizonte nos sitúa la reforma tributaria. Este es un nuevo Chile, que crece y crea riqueza, que la reparte de manera más equitativa para ser más inclusivo, más respetuoso de todos, con menos desigualdades y menos segregación. Un país más integrado, más dinámico, más emprendedor e innovador, donde hay más diálogo y se aprecia más la diversidad, la enorme riqueza de la diversidad. Un país donde sea posible la dulce patria que desde niños cantamos todos”.

El jefe de las finanzas públicas aseguró que así como muchos hogares chilenos hoy perciben los beneficios de las reformas implementadas en la primera administración de la Presidenta Bachelet, como la Reforma Previsional, “en el corto y mediano plazo estarán recibiendo los beneficios de esta y de otras reformas estructurales, como la educacional y las mejoras en la salud, que serán financiadas plenamente con la mayor recaudación de estos cambios impositivos”. Agregó que “soy un convencido de que cuando el país empiece a percibir los frutos de esta reforma todos se van a sentir orgullosos de haber colaborado en hacer ley de la República esta Reforma Tributaria, que es la primera de las reformas estructurales del gobierno de la Presidenta Bachelet”.