Ministro Blumel responde a declaraciones de diputado Urrutia: “Es una frase cruel”

Esta tarde, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, acompañado del ministro Hernán Larraín (Justicia y DDHH), se refirió a las declaraciones que emitió el diputado Ignacio Urrutia, quien sostuvo que las víctimas de las violaciones a los Derechos Humanos eran “terroristas”.

“Como gobierno queremos expresar nuestro más profundo rechazo a las declaraciones que ha emitido el diputado Urrutia respecto a las víctimas de violaciones de los Derechos Humanos. Es una frase que no sólo es desafortunada, es una frase que es cruel, que hiere profundamente el dolor y el sufrimiento de miles de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos y el dolor de sus familias. Por eso nos parece que no corresponde más que rechazarlas y reafirmar y ratificar el compromiso del gobierno del Presidente Sebastián Piñera con los Derechos Humanos, con su respeto, en particular con el dolor y el sufrimiento de las víctimas de quienes han sufrido estas graves violaciones”, dijo el ministro en La Moneda.

Asimismo, explicó las razones por las cuales el gobierno decidió retirar el proyecto de la administración anterior que pretende entregar un aporte de $3 millones a las víctimas de prisión política y tortura.

“Este es un proyecto que se envió lamentablemente a pocos días del término del mandato anterior, a cinco días de terminar el período de gobierno de la Presidenta Bachelet. Lamentablemente es un proyecto que tampoco cuenta con financiamiento, no está financiado, no está en la Ley de Presupuesto, tiene un costo muy elevado, que alcanza los $90 mil millones. Para que se pueda tener una dimensión de su magnitud, equivale a 10 veces lo que ha significado el proyecto que aumenta las subvenciones del Sename, o cuatro veces lo que significa el costo del proyecto que extiende la gratuidad a los estudiantes de la educación técnico-profesional. Es un proyecto que se presentó en forma tardía, no financiado, y la responsabilidad que tenemos como gobierno nos obliga a tener que retirarlo para poder revisarlo, estudiarlo, ver sus fundamentos, para poder evaluarlo de forma seria, responsable, a la luz de lo que son nuestros otros compromisos de nuestro programa de gobierno, a la luz de lo que son las políticas de Derechos Humanos de este gobierno, de forma de poder compatibilizarlo y hacer una propuesta responsable e integral en materia de reparaciones a las violaciones de los Derechos Humanos”, sostuvo.