Ministro Eyzaguirre: “El sentido del 21 de mayo era poner lo que hemos estado haciendo en perspectiva histórica”

  •  Entrevistado en Teletrece Radio, la autoridad hizo un repaso por reformas del Gobierno, señalando que éstas avanzan con un “acto básico de realismo”.
  •  Además, reiteró que para fortalecer el crecimiento económico, el Estado y el mundo privado “deben trabajar en conjunto”.

A dos días de que la Presidenta Michelle Bachelet rindiera Cuenta Pública, este lunes el ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, ratificó que el objetivo de esa intervención era “volver a comunicarnos con la ciudadanía, dialogar respecto de lo que hemos hecho y lo que necesitamos hacer”.

En ese sentido, en conversación con Teletrece Radio, el secretario de Estado reiteró que “el sentido del 21 de mayo era poner lo que estado haciendo en perspectiva histórica”. Como ejemplo de eso, abordó el estado de avance de las reformas impulsadas por el Gobierno y la profundidad de los cambios que éstas generan”.

Por ejemplo, en materia de reforma laboral el titular de la Segpres manifestó que la intención del Ejecutivo es que esta iniciativa “no sacrifique la flexibilidad que es muy importante: la horaria, la de que los sindicatos puedan ponerse de acuerdo con los empleadores en buen tono, con el darle a los sindicatos el suficiente poder para que se les tome muy en serio” entre otras materias.

La autoridad reafirmo la importancia que tienen los sindicatos “en el mundo de las negociaciones laborales, porque son los que pueden llegar a acuerdos de largo alcance con los empleadores”.

Otro de los temas abordados en profundidad por la Mandataria en su Cuenta Pública fue la necesidad de aumentar el crecimiento económico y el empleo. Esto, acompañado de nuevas maneras de aumentar la productividad.

En esa línea, el ministro Eyzaguirre explicó que “el gran ciclo de los commodities que comenzó el 2002, parece haber llegado a un término y por tanto tenemos que encontrar nuevas fuentes para seguir creciendo”, dijo.

Sin embargo, manifestó que esas metas no pueden ser alcanzadas sólo por el Estado o el sector privado, de manera aislada, sino que “es un problema de todos, porque tenemos que aprender a mejorar todavía la capacidad de interrelacionarnos: empresas-trabajadores y empresas-Gobierno, para hacer frente a este desafío”. Además, agregó que “hay que identificar nuevos espacios de negocios, nuevas posibilidades que requieren trabajar en conjunto”.

Consultado por la manera en que el Gobierno ha implementado la gratuidad en educación superior y los ajustes que ha tenido ante el actual escenario económico, el secretario de Estado afirmó que aquello  “no es una renuncia forzada, es un acto básico de realismo”. Esto, según añadió, obedece a que las proyecciones que se hicieron al inicio del Gobierno estaban planteadas “sobre la base de un escenario que terminó siendo muy distinto al que de verdad ocurrió. Entonces, cualquier acto responsable de un gobernante es tratar de reinstalar las cosas de acuerdo a las realidades”.

Respecto al Proceso Constituyente, el titular de la Segpres reafirmó que el interés del Gobierno es que en esta etapa participativa “se le consulte legítimamente a la ciudadanía. Si nosotros hablamos mucho de contenido, bueno ¿estamos escuchando o estamos discurseando? Entonces corresponde en este momento, escuchar”.

La autoridad también aprovechó la ocasión para reafirmar que “en prácticamente todas las constituciones del mundo occidental el derecho a propiedad está consagrado”.

Financiamiento de empresas: “Lo mejor era cortar esto de raíz”

En materia de financiamiento de la política y en relación a los aportes que las empresas realizaban a los partidos, el ministro explicó que ese tipo de prácticas desde ahora están prohibidas gracias a la Agenda de Probidad y Transparencia que impulsa el Gobierno.

“Lo mejor era cortar esto de raíz y  qué hizo la Presidenta Bachelet y qué hice yo: Cortamos de raíz”.