Ministro Eyzaguirre sobre Ley de Partidos: “La ciudadanía puede tener garantía que tendremos colectividades transparentes, para evitar que los que tienen más dinero reemplacen a su voluntad”

 

  • La iniciativa disminuye los requisitos para constituir nuevos referentes políticos, desde el 0,5% del electorado al 0,25%, en tres regiones contiguas.

 

  • Tras petición del Ejecutivo, se aprobó que el Servel actúe como ministro de fe en procesos eleccionarios internos.

Santiago, domingo 17 de enero. Atípica por haber sido programada para un domingo, pero no menos intensa fue la discusión que hoy se dio en la Comisión Especial de Probidad del Senado, tras sesionar esta tarde en el ex Congreso Nacional. ¿El objetivo? despachar el Proyecto de Ley de Partidos Políticos, que ahora deberá ser discutido en la Sala de dicha corporación.

A minutos de haberse iniciado  la sesión, el ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, informó a la instancia que el Gobierno presentaría una indicación que baja el porcentaje exigido para constituir nuevas colectividades. “Lo que el Ejecutivo quiere considerar es que el guarismo para la formación de partidos se reduzca del 0,5%  a 0,25% (del electorado), pero en tres regiones contiguas”, dijo el titular de la Segpres.

En ese contexto, el ejecutivo mantuvo los mínimos exigidos para mantenerse como colectividad, y de este modo equilibrar mayores niveles de competencia y tiendas con altos grados de representatividad. “Si las nuevas colectividades no eligen cuatro parlamentarios o no obtienen el 5% en cada una de las regiones inscritas, los partidos serán eliminados. Por lo tanto, emprendimientos sin arrastre popular no van a durar largo tiempo”, indicó Eyzaguirre.

Además, el secretario de Estado señaló que con esta nueva disposición “para las nuevas fuerzas, será relativamente más fácil, poder tratar de captar la voluntad popular”. Así las cosas, la iniciativa planteada por el Gobierno fue aprobada por la comisión por tres votos a favor y dos en contra.

Otras consideraciones del debate

Con la futura norma, los partidos políticos se convertirán en entidades jurídicas de derecho público y promoverán la participación ciudadana, en especial de mujeres, y jóvenes. En se sentido, el ministro subrayó que “la ciudadanía puede tener garantía que tendremos colectividades transparentes, para evitar que los que tienen más dinero reemplacen a su voluntad”.

Es por esto que tras una modificación del Ejecutivo, la Comisión de Probidad aprobó que el Servel participe como ministro de fe en las elecciones internas de los partidos, para garantizar procesos que den cuenta de la voluntad real de sus afiliados.

Sobre este punto, el ministro Eyzaguirre aclaró que “le hemos dado todas las facultades (al Servel) para entrar a los locales de votación, destinar funcionarios, y si es necesario, actuar como ministros de fe para garantizar que las elecciones se realicen de manera limpia”.

En tema de patrimonio, se estableció que los partidos podrán ser propietarios de inmuebles, pero al menos dos tercios de ellos deberán estar destinados a fines propios de la actividad de los partidos. Además, deberán informar anualmente al Servicio Electoral la totalidad de los bienes inmuebles inscritos a nombre del partido.

“Muchos de los partidos tienen un determinado patrimonio derivado de su historia y yo creo que no hay ningún problema si les ayuda a financiar la política. Pero sí tenemos que estar seguros de que la forma de invertir ese patrimonio no dé lugar a conflictos de intereses, que pudieran dar tentación de desarrollar acciones para mejorar el valor de sus activos, en lugar de la función pública”, señaló el titular de la Segpres.

Por otra parte, se determinó que las colectividades sólo podrán invertir su patrimonio financiero proveniente de aportes del fisco en valores de renta fija emitidos por el Banco Central, en depósitos a plazo y cuotas de fondos mutuos que no estén dirigidos a inversionistas calificados.

Con respecto a las sanciones ante incumplimiento de normas establecidas en esta ley, Eyzaguirre afirmó que “si hay algo en que es proyecto innova es en materia de sanciones, incluso si alguien hace trampa pierde el escaño. Vamos a ver en el otro proyecto, en la Comisión de Constitución, que puede haber penas de cárcel donde se entreguen recursos de manera ilegal, tanto para el donante como para el receptor de esos aportes”.

Con este trámite, la futura normativa avanza de manera importante en su tramitación al igual que el Proyecto sobre Fortalecimiento de la Democracia -que también debe ser zanjado por la Sala del Senado- dos de las medidas centrales de la Agenda de Probidad.