Ministro Insunza y proyecto sobre financiamiento de la política: “Estamos dando avances decisivos en materia de transparencia durante el periodo de elecciones”

La iniciativa se enmarca en la agenda de fortalecimiento de la democracia que impulsa el Gobierno para fortalecer la confianza de la ciudadanía en la política.

Este miércoles, la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados despachó el proyecto que busca regular el financiamiento y transparencia de la política, tras cinco meses de tramitación. Esto, como parte las medidas de probidad y transparencia que impulsa el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

La moción se convierte en un paso importante para lograr una mejor calidad de la política y fortalecer la confianza de la ciudadanía. Para ello, el  Plan de Fortalecimiento de la Democracia que impulsa el Ejecutivo se funda en tres pilares: equidad, transparencia y control democrático.

Al respecto, el ministro Secretario General de la Presidencia, Jorge Insunza, se mostró contento con este importante avance y manifestó que “agradezco a los diputados que pudimos avanzar rápido en este proyecto. En contra de todas las expectativas y escepticismo,  logramos aprobar por unanimidad, avances decisivos de transparencia en el financiamiento durante el periodo de elecciones”.

Según consigna la iniciativa, el proyecto se funda en la necesidad de mejor calidad de la política, de modo de crear las condiciones para una democracia más fuerte y transparente, limitando la influencia del dinero en la política. Adicionalmente, la regulación de campañas se busca fomentar el debate pluralista y una ciudadanía que debate sobre ideas y contenidos.

Principales ejes del proyecto

El proyecto establece un financiamiento de los partidos y de campaña mixto. Se permiten aportes particulares, pero habrá un aporte eminentemente público. El estado va a hacer un aporte permanente a los partidos políticos y también a los candidatos y partidos en campaña.

Por otra parte, el proyecto busca mayor transparencia y prevención y control de conflictos de intereses en el desarrollo de la política.

Por último, junto con fortalecer el rol del Estado en el fomento de la democracia, se persigue relevar el rol de los partidos políticos en la búsqueda del bien común y se fortalecen las atribuciones de control del Servicio Electoral.