Presidenta Bachelet promulga ley que permitirá, por primera vez, la elección directa de Gobernadores Regionales

  • Con en este avance la ciudadanía podrá elegir mediante sufragio universal a las principales autoridades locales, que desde ahora reemplazarán a la figura del intendente.

Santiago, 29 de diciembre de 2016— Por primera vez en la historia, la ciudadanía tendrá la posibilidad de elegir a las máximas autoridades de sus regiones. Esto, luego que la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, promulgara esta mañana la iniciativa que consagra la elección popular de gobernadores regionales mediante sufragio universal.

En el Salón Montt-Varas, del Palacio de La Moneda, la Mandataria encabezó la ceremonia en la que también participó el ministro (s) de la Segpres, Gabriel de la Fuente, el titular de Interior Mario Fernández y el subsecretario de Desarrollo Regional (Subdere), entre otras autoridades.

De esta forma, la iniciativa fija que la elección de los gobernadores se realizará en forma conjunta con la de los consejeros regionales y establece que para asumir el cargo, el candidato deberá obtener al menos el 40% de los votos válidamente emitidos. Si no se llegara a ese porcentaje las dos primeras mayorías se enfrentarán en una segunda vuelta.

Al respecto, De la Fuente aseguró que “con la promulgación de esta reforma, el gobierno cumple con una promesa de la Presidenta Bachelet y que significa entregar a cada habitante de este país la responsabilidad de elegir a quienes gobernarán su región. Estamos muy contentos, porque se está haciendo historia”.

Principales ejes de la ley

  • La figura del Gobernador Regional reemplaza al actual intendente, por lo que presidirá el Consejo Regional y le corresponderá la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos que dependan o se relacionen con el Gobierno Regional.
  • El Gobernador Regional en conjunto con los consejeros regionales (cores) constituyen el Gobierno Regional.
  • El representante del Presidente de la República en la región será el Delegado Presidencial Regional y, en las provincias, los Delegados Presidenciales Provinciales.
  • Le corresponderá al Delegado Presidencial Regional, la coordinación y supervigilancia de los servicios públicos nacionales no descentralizados con presencia en aquella.
  • Establece que, para que un  gobernador regional,  delegado presidencial  regional  y   delegado presidencial  provincial  puedan ser candidatos a diputados y a senadores, deberán renunciar un año antes de la respectiva elección, para evitar que usen sus cargos con fines electorales.
  • La máxima autoridad regional podrá estar sujeto a una posible acusación constitucional en los mismos términos y formalidades que el cargo de Presidente o Presidenta de la República. Es decir, un eventual libelo acusatorio debiera ser presentado por la mayoría absoluta de los diputados y la declaración de culpabilidad será aprobada por, al menos, 2/3 de los senadores.