Se Constituye Mesa de Alto Nivel con Representantes de Ex Presos Políticos

Cerca de dos horas estuvieron reunidos hoy representantes del Gobierno, el Congreso, la Iglesia, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, Ex Presos Políticos y la ONU para la conformación de la primera mesa de alto nivel, que propondrá soluciones concretas a las demandas reparatorias para las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet. La instancia, que se compone tras 40 días de huelga de hambre de ex presos políticos, deberá entregar en 45 días una batería de propuestas, entre ellas un proyecto de “ley corta”, que definirá un aporte único de carácter reparatorio.

La mesa fue presidida por el Obispo de Rancagua, Alejandro Goic. La delegación gubernamental fue encabezada por la Subsecretaria General de la Presidencia, Patricia Silva y representantes de los Ministerios de Interior, Hacienda y Desarrollo Social. En representación del Senado asistió Juan Pablo Letelier y del Presidente de la Cámara de Diputados, Claudio Arriagada. Asimismo, integran la mesa negociadora la presidenta del Instituto de Derechos Humanos, Lorena Fries y un representante del Alto Comisionado de la ONU en DD.HH, Jaime Vidal.

Por parte de las víctimas de la dictadura asistieron miembros de la Comisión Negociadora que representan a ex huelguistas de hambre de la Agrupación Nacional de Ex Presos Políticos de Chile (ANEXPPCHILE) con representantes de Santiago (Hirginio Esperguer), Rancagua (David Quintana, Santiago Quintanilla y Pedro Muñoz), Valparaíso (Arturo Samit) y Tomé (Juan Sandoval). Asistieron también del Comando Unitario de Ex Presos Políticos con representantes de la Brigada Nacional de Ex Prisioneros Políticos del Partido Socialista de Chile (BEXPPS); la Coordinadora Nacional de Ex Presos Políticos; Familiares de ex Prisioneros Políticos Fallecidos (FexPPF-CHILE); Coordinadora de Ex Presos Políticos del Partido Radical Social Demócrata de Chile; y la Agrupación de Ex Menores Víctimas de Prisión Política y Tortura (EXMENORES).

“El Gobierno cumplirá con los compromisos que adquirió con los ex presos políticos. Por eso valoramos que se haya constituido esta mesa como un paso muy relevante, no sólo en la ejecución de las medidas reparatorias que se fijarán, sino también en el trabajo que se hará mancomunadamente entre el Ejecutivo, los representantes de las víctimas de las violaciones a los derechos humanos, la ONU, la Iglesia, el Congreso, entre otros. Es un gran paso para recomponer las confianzas”, sostuvo la subsecretaria de la Secretaría General de la Presidencia, Patricia Silva.