Presidente Piñera envía al congreso proyecto de ley que crea Ingreso Mínimo Garantizado

  • La iniciativa beneficia directamente a 540 mil trabajadores y permitirá que sus salarios alcancen los $350 mil pesos.

Hoy el Presidente Sebastian Piñera junto los ministros Felipe Ward, Ignacio Briones, María José Zaldívar y Sebastián Sichel; firmó el proyecto de ley que crea el Ingreso Mínimo Garantizado que forma parte la #NuevaAgendaSocial.

“¿Cómo funciona este Ingreso Mínimo? Todas las personas que tengan un ingreso inferior a los 350 mil pesos y, por supuesto, superior al salario mínimo que son 301 mil pesos, van a recibir un aporte, una ayuda, un subsidio del Estado que les va a permitir que sus ingresos alcancen un mínimo de 350 mil pesos”, expresó el Presidente.

Por su parte el Ministro Ward destacó la importancia del proyecto en el contexto país: “Es un proyecto que forma parte de la Agenda Social. Esta agenda social no es únicamente del Gobierno, también el Congreso la ha hecho suya al momento de participar y aprobar proyectos de ley que forman parte de la agenda social. Lo que está ocurriendo en el país hoy en día debe ser conversado y contestado de alguna forma desde el sector político, desde la política, desde el Congreso. Y es lo que estamos haciendo con este proyecto”.

En concreto este beneficio está dirigido directamente a 540 mil trabajadores. Con un costo para el Estado de 190 mil millones de pesos en su primer año de aplicación. Cabe destacar que casi todos los beneficiarios de este subsidio del Estado trabajan en pequeñas y medianas empresas.

La iniciativa se enmarca dentro de la Nueva Agenda Social que busca responder a las demandas de la ciudadanía como mejorar las pensiones, establecer mayor equidad territorial entre las distintas comunas, pedir y establecer un mayor aporte de los sectores de mayores ingresos, reducir las dietas parlamentarias y el número de parlamentarios.

Además, se propone establecer un seguro catastrófico de salud, bajar el precio de los medicamentos, estabilizar el precio de servicios públicos fundamentales como el precio del Metro, el precio de la electricidad y el precio de los tags en las autopistas urbanas.