Presidente promulga Nuevo Ingreso Familiar de Emergencia y ley que beneficia a trabajadores independientes

  • El IFE 2.0 amplía el monto y cobertura del beneficio, asegurando $400 mil para una familia con cuatro integrantes, mientras que la ley de independientes es un apoyo a los trabajadores que han visto afectados sus ingresos producto de la pandemia.

Esta mañana, en el Palacio de La Moneda, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, promulgó la ley que amplía el Ingreso Familiar de Emergencia y el que crea un beneficio para los trabajadores que emiten boletas de honorarios.

El nuevo Ingreso Familiar de Emergencia, también denominado IFE 2.0, es parte del acuerdo transversal promovido por el Presidente por la protección social y la recuperación del empleo, que cambia su diseño para ser un complemento a los ingresos actuales del grupo familiar. Esto abarca tanto a hogares que no tienen ingresos formales como a los que tienen algunos ingresos formales e incluye a familias con otros beneficios del Estado, como la ley de protección del empleo, el seguro de cesantía, el apoyo a trabajadores independientes y a las personas que cobran pensiones contributivas y no contributivas.

“Estamos viviendo tiempos de emergencia y los tiempos de emergencia requieren soluciones de emergencia”, dijo el Mandatario, acompañado por la Primera Dama, Cecilia Morel, y los ministros del Interior, Gonzalo Blumel; de Desarrollo Social, Cristian Monckeberg; de Hacienda, Ignacio Briones; de la Secretaría General de la Presidencia, Claudio Alvarado; y de Trabajo, María José Zaldívar.

La ley que aumenta el beneficio del Ingreso Familiar de Emergencia de $65.000 a hasta $100.000 por persona en caso de no recibir ingreso, se aprobó en el Congreso en menos de una semana. Gracias a este, el ingreso de una familia de cuatro personas aumentará de $260.000 a $400.000.

En caso que la familia tenga ingresos formales, el beneficio será lo que le falte para alcanzar el umbral de $100.000 por persona.

Además, se aumenta la cobertura del 60% al 80% de mayor vulnerabilidad en el corto plazo y a los tres meses actuales se agrega la posibilidad de un cuarto mes de pago, en agosto.

Además, el Presidente Piñera promulgó la ley que crea un beneficio para los trabajadores independientes que han visto afectados sus ingresos producto de la pandemia, para así apoyarlos y entregarles la liquidez que necesitan para hacer frente a la contingencia.

La ley contempla un subsidio que cubrirá un 70% de la caída de ingresos por boleta de honorarios para aquellos trabajadores con rentas promedio iguales o inferiores a $320.500; de 50% para aquellos trabajadores con rentas promedio mayores a $320.500 y menores o igual a $400.000; y de 40% para aquellos trabajadores con rentas promedio mayores a $400.000 y menores o iguales a $500.000. En todos estos casos, el tope de subsidio será $100.000 mensuales.

Complementando el subsidio anterior, el trabajador podrá solicitar un crédito con tasa real cero, con un año de gracia, y tres años para pagar, por el remanente hasta completar el 70% de la caída de ingresos por boleta. Con todo, el monto máximo del beneficio será de $650.000.

Para acceder al beneficio se debe haber emitido boletas de honorarios en por los menos tres meses –continuos o discontinuos– de los 12 anteriores al 1 de abril de 2020; o haber emitido boletas en, por lo menos, seis meses dentro de los 24 previos. También es requisito que, en el mes respecto del cual se solicita el beneficio, los ingresos por boletas de honorarios hayan disminuido en al menos un 30% respecto del promedio mensual de dichas rentas obtenidas en los 12 meses anteriores al 1 de abril de 2020.

El beneficio es mensual en dinero por hasta tres meses –continuos o discontinuos– que se podrá cobrar dentro de los seis meses siguientes al 1° de mayo de 2020.

Ambas leyes, el Ingreso Familiar de Emergencia y la de apoyo a trabajadores independientes, forman parte de la red de social dispuesta por el Gobierno para proteger a 10 millones de personas vulnerables y de clase media afectadas económicamente por la crisis sanitaria del Covid-19.

“Chile es una familia y ninguna familia deja sola o desamparada a ninguno de sus integrantes. Por eso quiero ratificar el firme compromiso de acompañar y ayudar a todas las personas y las familias que requieren ayuda en estos tiempos de emergencia”, señaló el Mandatario.

En ese sentido, el Ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Claudio Alvarado, sostuvo que “cuando las familias necesitan con urgencia resolver sus problemas de ingresos y encuentran reciprocidad en los actores políticos para atender esas demandas sociales, yo creo que hay que aplaudir la disposición y voluntad de acuerdo”.