Proyecto sobre información y rendición de cuenta de gastos reservados queda en condiciones de ser ley

  • La normativa establece una serie de restricciones y mecanismos de control en el uso de los recursos a través de esta vía, de forma de que se eviten irregularidades.

Por unanimidad la Cámara de Diputados aprobó y despachó el proyecto que perfecciona el sistema de gastos reservados, Aplicándose a aquellos egresos exclusivamente de las entidades mencionadas en este cuerpo legal, para el cumplimiento de sus funciones siempre que sean relativas al orden público, a la seguridad interna y externa del país, a la inteligencia y contrainteligencia, y que por su naturaleza deban ser reservadas o secretas.

En particular establece: Deben destinarse exclusivamente para materias de orden público, la seguridad interna y externa del país, la inteligencia y contrainteligencia. En el caso de la Presidencia de la República quedarán comprendidos aquellos que sean inherentes a sus funciones y que por su naturaleza deban ser reservados y secretos.

También, se aumentan considerablemente los mecanismos de control civil respecto de los mismos. Los controles internos corresponden a los ministros de Defensa, respecto de las FF.AA.; del Interior, respecto de las policías y la ANI, y de Relaciones Exteriores, en relación a la Dirección de Fronteras y Límites.

En cuanto a los controles externos, la Contraloría General de la República deberá recibir la información de las unidades operativas que tendrán acceso a ellos, por ejemplo, en el caso de las FF.AA. los servicios de inteligencia o el Estado Mayor Conjunto.

Además, la Contraloría recibirá por escrito anualmente en forma genérica y secreta el destino de los gastos reservados, pudiendo el contralor observarlos si advierte inconsistencias o mal uso de estos, lo que se representará al ministro respectivo, quien deberá hacer las aclaraciones del caso. Adicionalmente, quienes tengan acceso a gastos reservados tendrán la obligación de hacer una declaración de patrimonio e intereses especial y reforzada, quedando la Contraloría incluso facultada para solicitar a la Unidad de Análisis Financiero antecedentes para detectar cualquier desvío de estos recursos.

Se eliminan también los pisos de los Gastos Reservados de tal manera que las instituciones que los reciben, como las FF.AA., deben justificar su necesidad ante los ministros respectivos y estos, a su vez, ante el parlamento. No obstante lo anterior siempre deberá existir una glosa para los Gastos Reservados.

Por otra parte, los ministerios que reciben gastos reservados deberán informar a la comisión de inteligencia de la Cámara de Diputados sobre los objetivos para los cuales fueron solicitados.